El ojo de Polisemo XII: la traducción del género policíaco y de misterio

Foto de la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universitat Autònoma de Barcelona

Después de tanto tiempo sin eventos presenciales, no podría haber mejor manera de retomarlos que con El ojo de Polisemo, que no solo es mi congreso de traducción favorito, sino que además este año, con la organización de la Universitat Autònoma de Barcelona, ha estado dedicado a las novelas policíacas y de misterio que tanto me gusta leer.

Enigmas, misterios y pesquisas

Gracias a los originales títulos de las ponencias, salpicados de referencias a las novelas negras, el programa recreaba a la perfección la intriga propia del género, y en esa línea siguió la magnífica conferencia inaugural de Isabel García Adánez sobre las particularidades de este tipo de traducción literaria. El taller de traducción inglés-español de Gabriel López Guix también nos mantuvo en el ambiente, pues nos enseñó como muchas veces traducir se parece a un trabajo de detectives, con ejemplos extraídos de relatos de Edgar Allan Poe, Emma Orczy y John Galsworthy, entre otros. Olivia de Miguel y Dolors Udina cerraron la primera mañana con una charla distendida sobre su experiencia traduciendo todo tipo de libros.

La sesión de la tarde comenzó con una interesante entrevista de Miquel Edo a Pau Vidal, el traductor al catalán de Andrea Camilleri, que pude seguir gracias a la admirable interpretación simultánea de la que se encargaron dos estudiantes de la facultad. A continuación, Patricia Antón de Vez y Ana Flecha reflexionaron sobre las diferencias entre la novela policíaca nórdica y la anglosajona, en un diálogo lleno de humor en el que no faltó la necesaria crítica al trato que suelen recibir las mujeres en estas historias. Tras un sentido homenaje a Montserrat Franquesa, fallecida poco antes del congreso, Carlos Fortea y Pau Joan Hernández conversaron sobre literatura infantil y juvenil, una etiqueta que abarca a un público tan amplio que no tiene sentido tomarlo como un grupo uniforme. Por último, Gemma Rovira nos habló de la inestimable ayuda que encontró para un proyecto muy exigente en una página web creada por fans.

La unión hace la fuerza

El segundo día comenzó con una presentación muy dinámica en la que Paula Aguiriano y Teresa Lanero dieron consejos y respondieron a dudas sobre cómo empezar a traducir. Isabel Vaquero García de Yébenes, por su parte, nos informó sobre el Premio Complutense de Traducción Universitaria «Valentín García Yebra» y sobre la selección de textos de Edward Thomas con la que ganó la segunda edición. Después disfrutamos de una animada mesa redonda en la que tres estudiantes a punto de finalizar la carrera nos hablaron de su experiencia en la universidad y de sus expectativas de futuro. La mañana terminó con la ponencia de Pedro Sánchez Álvarez, que nos explicó detalladamente los peligros de la piratería y los recursos de los que dispone CEDRO para hacerle frente.

Después de comer, Margot Nguyen Bérard, presidenta de la asociación ATLAS, nos habló de las estancias en el Collège International des Traducteurs Littéraires de Arles y de las jornadas Assises, en las que se ofrecen talleres de traducción del francés al castellano. Continuamos con la charla de José Manuel González Reinoso sobre los distintos tipos de corrección y la conversación entre Concha Cardeñoso, Eugenia Vázquez Nacarino, María Fasce y Antonio Lozano, en la que quedó claro que los límites entre la novela negra y otros géneros son muy subjetivos. El congreso terminó con la divertida intervención de Higo Mental y Francina Ribes, que nos mostraron varios vídeos más o menos relacionados con el cine policíaco para invitarnos a reflexionar sobre el papel de las mujeres y la representación LGTB.

Encuentros y reencuentros

Aunque este año el congreso ha durado menos de lo habitual y no he podido pasar tanto tiempo como me hubiera gustado con algunas personas, he tenido la oportunidad de conocer nuevas colegas, reencontrarme con otras y desvirtualizar por fin a gente con la que hasta entonces solo me había relacionado por Internet. ¡Ya se echaban de menos las interacciones sin pantallas de por medio!

Vuelvo a casa con las pilas cargadas y con muchas ganas de que llegue la próxima edición, que el año que viene organiza la Universidad Complutense de Madrid.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Itziar Santín (traductora)
  • Finalidad: publicación de comentarios dentro del blog
  • Derechos: puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, portabilidad de datos u oposición ante info@itziarsantin.com

  He leido y acepto el aviso legal y la información básica de protección de datos y política de privacidad

dfgfgd